The islands of Ha Long

Song: Tristana by Nil Frahm

Follow @imjustafox and @manumanuti on Instagram.

Entrenamiento a las 6 am en el Lago Hoan Kiem. A esa hora ya mucha gente corre, juega bádminton, hace estiramientos, aerobics y los más viejitos, Tai-Chi.

Hanoi.JPG

7.30 am, desayuno buffet en el Hotel. Atasque.

– Creo que están reconsiderando lo del desayuno por nosotros.
– Por ti, pinche tragón.

Pasaron a recogernos en un minibús, para llevarnos junto con otros extranjeros a la Bahía de Ha Long.

La ciudad está a poco menos de 200 km de distancia de Hanoi, sin embargo, por el tránsito abrumador vietnamita y la condición del camino nos llevó 3 horas y media llegar.

Nos detuvimos a mitad del camino para tomar algo y pasar al baño. Sí, una chela de nuevo, el mejor remedio pa’ los calores.

Hanoi.JPG

Era un jardín enorme con estatuas blancas, de distintos tamaños y representaciones. Parecía el último piso del Museo Soumaya, pero en lugar de “Dalís” y “Rodins”, había Budas gordos y sonrientes; y vietnamitas viejos con barbas largas y cejas peludas.

– ¿Por qué al Buda lo representan tan rechoncho si todos los asiáticos son súper flaquitos?
– Su gordura simboliza la bonanza… De habérselos comido a todos.

En el camino, nuestro guía nos daba algunos datos sobre Vietnam: “El Río Rojo es el más importante del Norte de Vietnam, nace en China, pasa por Hanoi y desemboca en Ha Long”; “si ganas $500 dólares o menos al mes, que supera el promedio nacional, no pagas impuestos”; “cada dos personas en Vietnam tienen una moto, lo que implica que en Hanoi haya aproximadamente 3.5 millones, en Ho Chi Ming 5 millones, y en todo el país alrededor de 40 millones”; “una moto hecha aquí puede valer entre $1000 y $2000 dólares”.

Inmediatamente después de abordar el barco, nos dieron de comer una mescolanza extraña de diferentes platillos: papas a la francesa, rollitos de verdura y pescado, verduras solas, pescado a secas, arroz blanco, tortitas de huevo, y camarones para pelar.

Existen alrededor de 2000 isletas y rocas monolíticas, forradas de jungla, en la Bahía de Ha Long. Cuando comenzamos a pasar entre los cuerpos verdes de tierra, nos quedamos sin aliento.

Ha-Long.JPG

– Lo increíble aquí es como la neblina se filtra entre las hendiduras y los espacios entre las islas, creando diferentes tonos de luz.
-Ah, ya aplicando la del “neblinólogo”.

Después de un rato, llegamos a una aldea flotante, donde algunas familias han vivido por generaciones marginadas en medio de la nada, y que se sostienen gracias a la pesca, la acuacultura, y a los turistas que los visitan durante el año.

– ¿Lanchita #likeaboss o Kayak?
– Kayak, así vamos a donde queramos.

Lo más interesante es cruzar las islas a través de una serie de cuevas que fungen de túneles naturales, y que conectan los distintos cuerpos de agua como arcos de roca.

Ha-Long.JPG

Una de las cuevas es particularmente célebre, pues en 1997 se rodó en este escenario la película “Tomorrow Never Dies”. Por esta razón le llaman la cueva de “James Bond”.

– Rémale güey, rémale.
– Ni un “mai-mei” que me voy a poner, como el Daniel Craig.

Entregamos el Kayak y continuamos con el tour, observando una serie de islas nombradas en honor a sus formas, producto de una muy incipiente, y rebuscada, imaginación vietnamita: “the Chicken fighting” island, “the lonely man” island, “Ho Chi Minh” island, etc.

– Mira esa isla se parece a tu mamá en bicla.
– ¡Qué grosero!

Ha-Long.JPG

La última parada del recorrido fue la cueva Thiên Cung, que significa “Palacio Celestial”. Una cueva con múltiples estalactitas y estalagmitas, de muchos tamaños y formas. Lo malo es que instalaron luces artificiales multicolor en el interior, lo que le hace perder ese misticismo natural de cueva “de lo más antuigua”.

Volvimos al puerto y de ahí en minibús de vuelta a Hanoi.

– Tengo hambre, pero quiero comer algo muy cerdo western, ya las verduritas me tienen hasta la madre.
– Va, cerdo western será.

De camino al restaurante una vendedora de plátanos empujó a Arturo contra la cortina de un negocio. Aún no se le pasa la indignación.

– Güey casi me ahorca.
– Jajaja a mí me dio un manotazo primero.

Ahora a dormir, que a primera hora tenemos nuestro vuelo a Ho Chi Minh, el Sur de Vietnam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s