The street art of Suthem Tambon

Song: When damage isn’t already done by The Radio Dept.

Follow @imjustafox and @manumanuti on Instagram.

Hoy nos tomamos el día libre. Yo me fui a correr al campus de la Universidad de Chang Mai, mientras Arturo dormía un poco más y ponía a lavar toda nuestra ropa.

– Préstame una playera. Literal metí toda mi maleta a la lavadora.

En la mesa veo algo que parece un tamal. Lo desdoblo. Es arroz con crema de coco, dulcemente delicioso.

Queríamos ver un poco de street art. Alí, uno de los co habitantes de Delphine, se ofreció a guiarnos a la localidad de Suthep, municipio de Chang Mai, donde hay una concentración grande de graffiti.

Chiang Mai.JPG

Esta es la ciudad de los artistas, de los freelancers y online retailers, de los maestros de idiomas, de los hippies, de los hipsters, de los masajes y la medicina holística.

En palabras de nuestro amigo inglés Joe Sieder:

“Chiang Mai has no shortage of artists keen to express themselves wherever and whenever the urge descends upon them. If you’re foolish enough to leave a wall or building unattended, you can expect it to have become somebody’s canvas by the time you return from lunch.”

Chiang Mai.JPG

Nuestro café cotidiano en el Ristr8to y luego a comer arroz frito con Delphine. Venía con su salchicha en trocitos y su respectivo huevo estrellado – el arroz frito, no Delphine.

– Ya me dio mal del puerco.
– A mí también, vamos a la casa.

Siesta breve con la intención de ir a posteriori a andar en scooter y ver el atardecer. Pero la tarde pintaba de lluvia, con un cielo nebuloso, que terminó cancelando nuestros planes contemplativos.

Estuvimos platicando sobre los próximos días. Descartamos la ida a Laos pues se nos hacía más de lo mismo, una monotonía turística que nos tiene algo empachados. 24 horas en Chang Rai no suena mal, y pasar en Chang Mai el festival de Loi Krathong del miércoles al viernes de esta semana nos entusiasma.

Después Myanmar para cerrar con broche de oro. Literal.

Ya en la noche fuimos nuevamente al Documentary Arts Asia a ver una película sobre la vida de Genghis Khan. Palomitas con sal y orégano.

Cena en el mercado, y a “momir”.

– Los verdaderos hombres no decimos “me voy a momir”. Nos “momimos” y ya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s